#0

Un proyecto se convierte en la obra de toda una vida cuando evoluciona de manera paralela a las personas que le dieron forma. the gravity rules fue la excusa perfecta para perpetuar el vicio y evitar un trabajo aburrido. kamikazed, por el contrario es el resultado de la experimentación y el trabajo duro, dos cualidades que el arte moderno viene despreciando desde hace algún tiempo. Barcelona sigue siendo el marco perfecto desde el que asaltar el discurso generacional y a medida que consumimos sus destellos más amables, todo parece tan claro como cuando empezamos.